Viernes, 28 de agosto de 2015
     Mi grupo de amigas de toda la vida, desde que una de ellas se fue de ERASMUS, presenta una ligera división (de pequeños grupitos independientes). Están como más a su bola y es más dificil que antes organizarlas para quedar. Al menos sé que una de ellas, Nerea, siempre me será leal y nunca me defraudará. Sin duda es la mejor de todas como pesona y como todo. No comprendo como nunca ha tenido novio, porque lo tiene todo: es guapa, inteligente, con futuro profesional... Un completo enigma para mí.

     Por ahora, en el Ciclo me va muy bien y lo voy aprobando todo con buenas notas en general. Me gusta bastante, la verdad. Como llegué una semana tarde (hasta que me aceptaron para matricularme), al principio, me sentía un poco sola y no tenía con quien hablar. Pero pronto hice migas con 2 compañeros, una chica llamada Mirian (una metalera que parece buena gente, con un carácter algo gatuno) y un chico llamado Gabriel (un chico bastante apañado, algo tímido al principio). Más tarde, llegó un chico nuevo (hace menos de un mes) llamado Dante, que aunque al principio me era indiferente y sólo me acerqué a él para ofrecerle ayuda por si necesitaba algo, como apuntes (yo sabía lo que era ser la nueva y si por mí era, iba a evitar que otro pasara por los mismos inconvenientes; de hecho, a toda persona nueva que llegaba le pasaba todos los apuntes que necesitara), ahora se ha convertido en un gran amigo para mí y en un tiempo record. 

     Todo comenzó porque no tenía ni idea de como funcionaban los programas y yo me ofrecí para enseñarle y ayudarle a ponerse al día. Por ello, las últimas semanas, sobre todo esta última, hemos pasado mucho tiempo juntos. Hemos estudiado juntos, le he enseñado los programas, hemos comido juntos, cenado, visto pelis juntos... un largo etc. Ha sido algo intensivo y de la noche a la mañana, prácticamente. De hecho, esta semana más bien parecía un compañero más de mi piso, jejejeje.
     Por alguna razón, me impuse como meta personal que Dante aprobara todo y no se rindiera (porque al principio estaba con la moral algo baja porque había muchas cosas de las que no se enteraba). También, después de que me contara que prácticamente todas las personas que había conocido lo habían decepcionado, me propuse demostrarle que todo el mundo no es igual y que hay gente que merece la pena.

     Ahora es para mí una persona muy importante, a la que quiero muchísimo. Me siento muy agusto con él y nunca me aburro de su compañía. Como cumplía los años dentro de unos días, le compré un par de cosillas para su cumple que le di esta semana, cosas que sé que necesitaba o que le gustaban, y una tarjeta de felicitación que le hice yo misma de su personaje favorito. Además, le compré su chocolate favorito y otro tentenpié de esos que tanto le gustan. Es la ventaja de haber interactuado tanto y de que lo vaya conociendo, pues sé muchas cosas que le gustan, a las que puedo acudir.

     Sin embargo, pienso que tanto tiempo juntos es excesivo (demasiado concentrado y eso me preocupa un poco, porque podríamos aburrirnos pronto el uno del otro (dicen que todo en exceso en malo). De todos modos, una cosa si tengo clara y es que voy a dejarme llevar, fluir como el agua y creo que así irá todo bien. De todos modos, espero que pronto él pueda desenvolverse solo y no me necesite tanto, jeje.

     Hacía mucho que no tenía un mejor amigo (chico, jejejejejeje). Creo que su amistad me ha venido muy bien. 

     No sé porqué razón, pero me siento más feliz que antes. Creo que he pasado por una mala época que ha durado más de lo que debiera y cambiar de aires y conocer gente nueva me ha venido bien (porque la carrera me estaba axfisiando). Ahora estoy más relajada y, aunque el Ciclo me tiene más ocupada que nunca, no me importa, al contrario.

     Con el tiempo iré viendo como van surgiendo las cosas. Estoy espectante ante lo que me depara el futuro, ya no tengo miedo a equivocarme o ha que me decepcionen. Que sea lo que tenga que ser, me quedaré con lo bueno y desecharé lo malo.
     NOTA 1: Una cosa super curiosa que ha pasado con respecto a Dante es que mi hermana mediana lo conocía de antes, de cuando era novio de una amiga suya. La situación cuando se vieron fue bastante cómica, pues al principio se miraban raro y era porque no estaban seguros de si se equivocaban de persona o no, jeje. Pero sí, se conocían. Estuvieron charlando un poco de los viejos tiempos. El mundo es un pañuelo, sin duda. Es increible lo curiosa e impredecible que es la vida. ¿Quién hubiera dicho que Dante conocía a mi hermana, que fueron amigos? ¿Quién hubiera dicho que después de tanto tiempo iba a conocerme a mí, su hermana? Que paranoya...   

     NOTA 2: Mirian también ha cogido más confianza con Dante de la noche a la mañana, sólo que lo ve menos, en clase más que nada. Se pelean a menudo (verbalmente y con alguna colleja o manotazo, hasta Mirian ha llegado a morder a Dante en el brazo en uno de sus juegos). Este hecho me puso celosa, algo que me horrorizó, pues lo último que quiero es sentirme celosa de Mirian y, mucho menos, que surjan malos rollos entre nosotras por nada. Se me pasó por la cabeza que ahora le gustara Dante a Mirian y no me gustó nada la idea. Pero menos aún me gustó que no me gustara tal hecho.
     Hablé con Mirian y me dijo que a ella le seguía gustando el mismo chico de la clase; incluso le había empezado a llamar la atención otro nuevo. Me aseguró que no era de las que se metían con chicos que pudieran gustarle a sus amigas, con todos los chicos que hay en el mundo. Sin embargo, el simple hecho de que tontee tantísimo con él ya lo considero una falta de respeto hacia mí, ya que ella piensa que me gusta (más bien, sabe). Yo no tontearía con ningún chico que pudiera gustarle a ella, vamos no se me ocurriría por respeto a ella. Es una situación que me da muy mala espina, por mucho que ella diga que no se fijaría en Dante (¿pero acaso me diría que sí le gusta sabiendo que puede gustarme a mí? yo lo dudo bastante).
     Respecto a todo esto, como no me han gustado los sentimientos que ha generado en mí, he tomado la decisión de controlar los celos. Si a Dante acaba gustándole Mirian deberé respetarlo y aceptarlo como amiga que soy de ambos. Además, significará que no era para mí. Tal y como decía mi abuela, "lo que es para ti no te lo quita nadie". Debo comprender, que por mucho que él y yo hayamos intimado en tan poco tiempo, él no es nada mío y debo darle la libertad que se merece (que pase lo que tenga que pasar).
     Ahora sé que lo quiero, que sea correspondida o no en ese cariño no importa, quiero que forme parte de mi vida de cualquier forma y eso implica ser consecuente con él; ser justa. Debo asumir que puede que él nunca me vea más que como una amiga y que quizá yo no lo quiera de ese modo tampoco. Yo no me siento como si estuviera enamorada, pese a esos extraños celos, pues sigo durmiendo y comiendo con normalidad. Mi vida sigue aunque él no esté y, sin embargo, siento como si él fuera algo valiosísimo para mí. Es difícil de explicar, ni siquiera yo lo entiendo. Sólo sé que soy más feliz desde que él está en mi vida y eso me basta.
     Ayer conocí al primo de Dante, el cual es como un hermano para él y me encantó. Se ve un chico muy salado. Por lo poco que sé de él está pasando por la misma etapa por la que yo pasé cuando estaba desmotivada con los estudios, lo que ha despertado más mi interés (teniendo en cuenta que ya quería conocerlo de antes por lo mucho que me había hablado Dante de él y porque al ser una persona importante para él, ya lo es para mí también). Quiero intercambiar opiniones para que puedan ayudarle y no cometa los mismo errores que cometí yo. Además, quiero motivarlo y alegrarlo, sacarlo de la rutina. Espero que podamos quedar con él la semana entrante, pues me ha causado muy buena impresión.

Tags: 16-12-12, erasmus, amigas

Publicado por PositivoYNegativo @ 5:23  | personal
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios